Anatomía de una fascinación

Lleva siete años muerto y el músculo de su personaje no se extingue. ¿Qué hace Ricardo Fort bailando en el cielo de nuestros stickers? ¿De qué se trata su terca presencia en la conversación argentina? De la fascinación como fiesta del nonsense y del goce que produce el descanso del aparato crítico. Fort fue el accidente social más asombroso de la paleta de símbolos y narrativas que distribuyen los medios. «Por eso se nos quedó fijado como un tuit», escribe Alejandro Seselovsky, productor del podcast Basta chicos. Por eso Fort vive.

Otros posts de Radio

Posdata

KISS pisaba pollitos

Agenda Cultural

Teatro al aire libre, Algo distinto!

Mejor No Hablar De Ciertas Cosas

PUENTE BEAT

Posdata

Iron Maiden: suceso mundial ( una vez mas…)

Posdata

El regreso de los Reyes del pop

Noticias

Nacionales

Bustos, Millán y Del Río reunidas en un «Paisaje peregrino»

Nacionales

El Presidente reafirmó su compromiso de «no condicionar el crecimiento futuro»

Nacionales

Colón fue impiadoso con Atlético Tucumán y lo goleó en Santa Fe

Nacionales

Central Córdoba le ganó a Unión

Nacionales

Murieron 23 personas y se registraron 2.382 contagios con coronavirus en el país

error: Contenido protegido